La belleza se mide en cuánto nos amamos

Por: Fer Montes de Oca (@NandodeOca)

El mejor momento para hacer un increíble cambio de imagen es temprano por la mañana, así tenemos la excusa perfecta para tomarnos uno o dos cafés para agarrar energía.

Recién comenzaba el 10 de mayo y las calles de la ciudad estaban repletas de personas buscando un lugar para festejar a mamá, encima era viernes. Acordamos con Priscila Arias, la Fatshionista, de vernos a las 10 de la mañana para hacerle su cambio de color: un aclaramiento global con tonos rosas y lilas.

Priscila llegó a los pocos minutos pasadas las 10. Cargaba su bolso en el brazo izquierdo, su celular en la mano derecha y en su rostro había enorme sonrisa, de esas que se contagian. “Perdón por el retraso”, dijo apenada.

La Fatshionista es una +Size Fashion Blogger, una grandiosa mujer que va en contra de los estereotipos. “Se me hacía injusto que no hubiera un espacio para mostrar a mujeres de tallas extras”, nos contaría más tarde.

Priscila es publicista de profesión. Como muchas personas, tenía un trabajo catalogado como godín: uniformes, oficinas, monotonía; a pesar de eso, ella se dedicaba tiempo a sí misma y se vestía radiante para ir a trabajar. “A mis compañeras les gustaba cómo me arreglaba, como me maquillaba”, cuenta Priscila, quien recién llega a los 30 años.

Mientras se mira al espejo y pregunta emocionada los detalles de su cambio de color, la bloguera narra cómo se quedó sin trabajo y tuvo que salir adelante aventurándose a hacer lo que mejor sabía: maquillarse. “Armé mi kit de maquillaje y comencé a marcar a contactos; pronto me gané trabajos para diferentes producciones”. Ya en su nueva etapa, Priscila cae en cuenta que las mujeres con sobrepeso no estaban en la mira. “Veía, mientras trabajaba en las sesiones de fotos, que había de todo pero para flacas. Las modelos eran bonitas pero no tan espectaculares, eran producto de un grupo de profesionales”.

A partir de entonces, Priscila entendió que primero debería amarse a sí misma para después poder apoyar a personas como ella. En su camino de autodescubrimiento recorrió tiendas de ropa, bazares, pero no encontraba un lugar en el que se sintiera realmente cómoda para vestirse como le gustaba. ¿Por qué no se visibiliza que también existen mujeres de tallas extras?

La Fatshionista nacería al poco tiempo. Su principal objetivo es buscar esa reivindicación de las mujeres que no se sienten parte de lo establecido por el mundo de la moda.

¡Abajo los estereotipos!

“Baja de peso porque así no te van a querer”, recuerda su infancia. “Ha sido un proceso de aceptación propia, de estar en conexión con mi cuerpo”.

Más de 40 mil seguidores la siguen en su cuenta de Instagram. En su biografía se lee el hashtag #LaBellezaNoSeMideEnKilos. Por supuesto que no.

Priscila tiene claro que @LaFatshionista es un personaje. La concibe como una mujer que le gusta pasar por el espejo y sentirse bien con lo que ve. Que invierte en su imagen, que se regala lo que más le gusta. “Es aspiracional, que vean que lo real es que todas tenemos cosas para hacer por nuestra imagen, sin importar el peso”.

Sin embargo, en su stories también aparece Priscila Arias, la chica vulnerable, la que comparte sus miedos y se muestra tal cual es, incluso sin maquillaje.

¿Dónde ves a @LaFatshionista en cinco años?, se le pregunta.

“Rica, poderosa y millonaria”, bromea. La host de #FelizMente, programa de Unicable que promueve que la moda no viene solo en talla chica, sueña con tener una línea de ropa plus size para todas Latinoamérica, además de la agencia de Marketing Digital que ya está en marcha.

ÁMATE, así en mayúsculas

En cuestión de peso la genética es cosa aparte. Si toda tu vida ha sido una montaña rusa entre la talla grande y la extragrande, y eso te ha traído tristeza, quizá es momento de aceptar que eres igualmente linda que las mujeres delgadas. Mientras cuides tu salud, lo otro es aceptación.

“Cada que luches en contra de ti, de lo que eres, de tu cuerpo, vas a vivir todo el tiempo en conflicto. La magia comienza a suceder cuando te aceptas y te reconcilias con tus defectos, con TODO lo que eres, tienes y cuando aceptas de donde vienes, agrega Priscila, quien también señala que la terapia es canasta básica.

El cambio de look

La sesión está por terminar. El cabello de @LaFatshionista ahora es rosa, con tonos fríos y cálidos.

Blanca hizo lo que nadie había podido, lo que todos me decían que era imposible que era llegar a un nivel de decoloración muy clarito. Todo tiene un proceso y una magia”, dice contenta en sus stories.

El proceso, explica Blanca, fue de aclaración de cabello, global, cuidando mucho la calidad y la resistencia; obviamente me apoyé en los mejores productos de aclaración: blondor multiblond y wellaplex. Posteriormente hice un sombreado en la parte del crecimiento, y se matizó el pelo en 2 tonos, un coral rosa y un lila, lo que hizo que el resultado fuera multidimensional.

Blanca Díaz es especialista en color. Si tú también quieres un cambio de imagen como el de @LaFatshionista, contáctala a través de @BDTrend, su cuenta de Instagram, o bien, haz cita en alguna de sus tres salones: en Satélite, Luna Parc y Bosques, en el Estado de México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s